Para gritar ¡EUREKA!

Publicada en Publicada en Superación Personal

¿Por qué tratar de mejorar? ¿Qué gano yo con preocuparme por si soy una persona «correcta»? ¿Por qué no simplemente vivir y ya? ¿Me beneficia en algo conocer mis defectos? ¿Es realmente importante eso que llaman «Salir adelante»? ¿Para qué perder mi tiempo, tratando de ser un mejor estudiante? ¿No es mejor «disfrutar al máximo la vida», y ya? ¿Quedarse dormido hasta no tener más sueño? ¿O acaso, no disfrutaría más viendo esa serie que tanto me gusta, en lugar de estar estudiando Cálculo multi-variable? ¿Sirve de algo tanta vaina en la vida real?… puede que si reflexionamos un poco en esas preguntas, dudemos y nos cueste encontrar motivación para seguir con la propuesta que os vamos a presentar en este artículo; pero si en lugar de hacer tantas preguntas, hacemos al menos una, que sí aporte y marque una diferencia, y es:

¿Por qué NO ser, lo que quiero ser? 

En el artículo anterior, di mi opinión personal, afirmando que somos esas ganas de superarnos; esas ganas de ser, lo que queremos llegar a ser. En el mayor de los casos, las personas tenemos aspiraciones grandes cuando estamos pequeños, que se van haciendo pequeñas cuando vamos creciendo; aún así, después de crecer, nos quedan algunas aspiraciones y ese querer ser, no es nada más que la posibilidad de lograr serlo.

Hoy queremos invitar a nuestros apreciados lectores, a que reflexionemos un poco, sobre los problemas, errores, malos hábitos, etc; que pueden evitar que logremos nuestras metas, ya sea, lograr ser ingeniero, psicólogo, médico, abogado, empresario, lo que sea. Encontrar esos problemas no es tarea fácil, en el mayor de los casos creemos que somos perfectos, que todo está bien, y no podríamos hacerlo de una mejor manera; otros no podrán enfocarse y tendrán una lista de problemas muy larga. Así que necesitamos saber buscar.

Es como buscar un tesoro.

Todos hemos buscado algo; buscar es hacer lo necesario para llegar a conseguir lo deseado o a hallarse en una determinada situación o estado, esta vez no será diferente, los invitamos a buscar cuáles son los principales problemas que te impiden ser ese excelente estudiante, cantante, artista, deportista, empresario. Y luego determinar cuáles son las causas. Alguna vez, hemos escuchado una historia de piratas en busca de un tesoro, los piratas al encontrar el tesoro celebran y gritan ¡EUREKA! Esta vez buscaremos algo similar, no es oro; pero es lo que te impide brillar como sabes que puedes hacerlo.

«Usted ve, pero no observa. La distinción es clara»

Sherlock Holmes en «Un escándalo en Bohemia»

Hay una conocidísima fábula, que en resumen dice que si echamos una rana en una olla con agua hirviendo, esta salta inmediatamente hacia fuera y consigue escapar. En cambio si ponemos una olla con agua fría o temperatura ambiente y echamos una rana está queda tranquila, al calentar el agua gradualmente la rana no reacciona sino que se va adaptando a la temperatura hasta que pierde el sentido y, finalmente, MUERE QUEMADA. (Para leer más opiniones sobre la fábula)

Que NO te pase como a la rana.

Utilizaremos lo anterior para hacer una analogía con una situación muy común y es la dificultad para reconocer nuestros defectos, malos hábitos, errores… comenzamos con una mala acción por primera vez, por ejemplo, llegamos por primera vez tarde a una clase, pensamos «No fue nada», solo fue mi primera vez o incluso ni lo notamos, solo lo dejamos pasar (entramos a la olla con agua a temperatura ambiente), luego volvemos a llegar tarde volviendo a cometer el mismo error, y sin darnos cuenta se convirtió en un hábito, ¡un puto VICIO! (nos acabamos de cocinar y ni siquiera nos dimos cuenta). Y es que el mayor problema de un adicto, es reconocer su adicción. Es muy difícil luchar con un hábito, y aquí se aplica muy bien el dicho «Es mejor prevenir que curar», por eso es bueno observar nuestro comportamiento.

Te toca a tí, a gritar ¡EUREKA!

Te invitamos a que te detengas y pienses ¿Hay algo que te impida dar el 100%? ¿Cuál es el problema? ¿En qué momento surgió? ¿Por qué ha sido un problema para ti? y ¿cómo ha afectado tu vida académica? Son preguntas dificiles de contestar, toman tiempo y una herramienta es hablar sobre el tema con un amigo o escribir lo que se te va ocurriendo, poco a poco vas «atando clavos» y al final podrás gritar: ¡EUREKA! Ese será el primer paso, luego debemos hacer un plan para superar cada uno de esos problemas; pero hablaremos de eso en próximos posts.

Dejen en sus comentarios cuáles creen a «simple vista» son sus problemas, les recomendamos el artículo: La motivación, el valor que nos mueve. Y recuerden, la pregunta que realmente importa es ¿Por qué no ser, esa persona que puedo llegar a ser? Se trata de intentar serlo, al ritmo del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *